Cómo superar la creencia de que no volverás a enamorarte

chica-sentada-en-el-campo
Existen momentos de decepción en los que aquella persona que se siente herida por la realidad llega a la conclusión de que no volverá a enamorarse. En muchos casos, esta afirmación es solo una creencia, sin embargo, la siente como una certeza verdadera. Esta creencia puede conducir, además, a la profecía autocumplida. Una profecía que implica que termina ocurriendo en la realidad aquello que uno mismo se ha contado a sí mismo. Superar la creencia de que ya no volverás a enamorarte es especialmente importante cuando esta idea te hace sufrir. Es decir, cuando trasladas el presente al futuro y observas el mañana desde la óptica de cómo te sientes ahora. ¿Qué hacer en ese caso?

1. Confronta con hechos esta creencia

Es probable que, a partir de tu experiencia vital, tengas la oportunidad de darte cuenta de en cuántos momentos pensaste que ocurriría algo que, finalmente, nunca sucedió. Las suposiciones y las interpretaciones que nacen desde la anticipación están condicionadas por el error en muchos casos.

Tal vez no vuelvas a enamorarte, pero eso no es algo que puedas saber ahora. Por tanto, si te preguntas cómo superar esta creencia, un primer paso es poner en duda esa información que te cuentas a ti mismo.

mujer-observa-el-mar

2. Vive el presente sin anticiparte al futuro

Observa con esperanza el mañana que todavía está por llegar, un horizonte temporal en el que te sucederán muchas cosas bonitas. Ese tiempo todavía está por escribirse, tu mayor regalo, ahora mismo, es el presente. Vívelo de verdad, intentando no distraerte con creencias limitantes que no describen la realidad en sí misma sino tu forma de posicionarte ante aquello que te rodea.

¿Por qué piensas que nunca más volverás a enamorarte? Quizá esta creencia conecte también con otras. Por ejemplo, la sensación de mala suerte en el amor o la visión de que, a determinada edad, existen pocas probabilidades de que eso suceda.

Cómo superar la creencia de que no volverás a enamorarte