Truco de cocina: Aprende a preparar el merengue francés perfecto ¡Sin errores!

Cuando todos nos iniciamos en la cocina, la repostería es, quizás, una de las áreas más atemorizantes.

Y si hablamos de merengues, el asunto se pone más serio.  Y es que, no todos los merengues son iguales, de hecho hay tres tipos principales: el italiano, el suizo y el merengue francés.

El merengue francés es uno de los más usados y populares porque no necesita de horneado y puede usarse para recubrir infinidad de preparaciones dulces como tartas o pies. 

Hoy te daremos un truco de cocina que hará que tu merengue francés quede perfecto y, lo más importante ¡Sin errores!

Huevos frescos

Los huevos deben estar frescos. Cuanto más viejo sea el huevo, más tendencia tendrá el merengue francés a perder volumen.

Separar bien claras de yemas 

Es muy importante que logres separar muy bien las claras de las yemas.  Si queda un poco de yema, la grasa de ésta no permitirá que monte bien. 

Envase: Vidrio o metal

El envase para batir tu merengue francés perfecto  debe ser de vidrio o metal. ¿Por qué? Porque el vidrio y el metal se limpian mejor y generalmente no acumulan grasa.  El plástico, por el contrario, tiene mayores posibilidades de que le queden restos de grasa que harán que tu merengue francés no leve. 

No a la sal, sí al zumo de limón 

La creencia de que para que las claras de huevo monten y te quede un merengue francés perfecto debe agregar una pizca de sal es un mito.  En cambio el zumo de limón no sólo ayudará, sino que quedará con un tono mucho más blanco y perfecto.

Pero atención: No agregues más de media cucharadita de zumo de limón por cada 100 gramos de clara de huevo. 

from MUI https://mui.today/vidasana/Truco-de-cocina-Aprende-a-preparar-el-merengue-frances-perfecto-Sin-errores-20200605-0012.html